LA LEGIÓN CAMINO DEL CENTENARIO (22). Nuestro Cristo Legionario. Miquel Giménez Gómez, Periodista, escritor y con la Legión grabada en el alma.

General Dávila

Avanza el Cristo de la Buena Muerte por las calles de Málaga, cantaora y guisandera, devota y de recta conducta, a hombros de unos soldados de semblante serio, duro, diríase que casi pétreo. Son sus ángeles custodios, hombres forjados en el servicio a los demás, hombres que desprecian su propio dolor en aras del dolor ajeno. Es la Legión de España, el heroico Tercio de Extranjeros, una fraternidad de almas honradas que se funden en una mística que trasciende la deuna mera unidad militar.

Ese bosque de chapiris que rodea a Jesús el Redentor, ese contingente de almas y cuerpos que viven solo para su Credo, es vitoreado por la gente que se agolpa para verlos pasar. “¡Es la Legión, es la Legión!”, dicen los chiquillos entusiasmados, pidiendo a sus padres que los alcen para poder ver mejor a esa tropa que va siempre con la camisa abierta para mejor…

Ver la entrada original 381 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s